Accesorios dormitorios juveniles

En el artículo anterior hablábamos de los cuatro muebles que no pueden faltar en los dormitorios juveniles. Muebles como la cama, el armario, la mesa de estudio y las estanterías, que son imprescindibles y que los decoradores nos ocupamos de distribuirlos dentro de la habitación para que el día a día de nuestros hijos transcurra con la mayor comodidad posible.

Cuando a estos cuatro muebles básicos ya se les ha asignado el lugar idóneo según la forma y dimensiones de la habitación, entonces analizamos el espacio que queda disponible y pensamos en otros muebles que se podrían añadir para sacarle aún más partido o completar el diseño del dormitorio. Para ello se recurre a los muebles accesorios, que son muy útiles y quedan muy bien si se eligen con acierto. Nuestra recomendación es dejarlo en manos de los profesionales del mueble a medida, que son los que mejor se los conocen y consiguen soluciones verdaderamente sorprendentes.

Entre los muebles accesorios, vamos a destacar cuatro que nos parecen el complemento perfecto para completar los dormitorios juveniles.

1. Arcón-cabecero

Desde un punto de vista estético, la cama queda mucho mejor si tiene cabecero. Este accesorio es muy práctico, sobre todo cuando los niños son todavía pequeños, porque evita que se caiga la almohada por arriba o protege de la temperatura exterior.

Pero el cabecero puede tener un valor añadido si además tiene forma de arcón, ya que servirá para guardar los juguetes, las mantas, la mochila del cole, el calzado u otros bultos que si no nos ocupan gran parte de un armario. Los arcones-cabeceros incluyen una puerta que se coloca en la cara a la que se accede con más comodidad y, en muchas ocasiones, no solo sirven para el almacenaje sino que también completan el diseño de la habitación, por ejemplo si existe una columna que impide aproximar la cama hasta la pared.

2. Cajoneras

Otro mueble accesorio que resulta casi imprescindible son las cajoneras, ya que nos sirven para guardar ropa, complementos y pequeños objetos. Los cajones siempre se llenan y nunca sobra ninguno. Por eso, es muy útil incluir una o más cajoneras si se dispone de un hueco donde ponerlas.

Las cajoneras pueden tener distinta altura y anchura, por lo que se adaptan muy bien en muchos rincones. Además pueden tener ruedas para desplazarlas fácilmente. Una cajonera muy práctica y que les encanta a los niños es la que se coloca debajo de la mesa de estudio. Allí guardan sus cuadernos, estuches de pinturas, consolas, dibujos y un largo etcétera de objetos de lo más variopinto.

Accesorios dormitorios juveniles: literas

La cama supletoria es uno de los accesorios más demandados en los dormitorios juveniles, muchas veces en forma de literas.

3. Cama supletoria

Entre los accesorios clásicos que se colocan en los dormitorios juveniles está la cama supletoria, principalmente porque no ocupa espacio en la superficie de la habitación al instalarla debajo de la cama principal.

A nuestros hijos les encanta invitar a dormir a sus amigos o a sus primos. También muchas noches nos piden compañía porque están enfermos o han tenido una pesadilla. Tener una cama supletoria es muy útil en estas situaciones y no molesta durante el día.

4. Cubrerradiadores

La utilidad de los cubrerradiadores se suele relacionar más con el diseño de la habitación, pero de ellos queremos destacar dos funciones muy útiles. Una es que evita el contacto con los radiadores y con ello que se quemen nuestros hijos cuando son pequeños. La segunda, que es un estante más en la habitación al que los niños llegan con facilidad y por eso pueden apoyar sus libros, coger y dejar la hucha para meter las propinas, poner un marco con su foto favorita, etc.

Estos son los cuatro accesorios que nos parecen muy útiles para los dormitorios juveniles. Si quieres contarnos tu experiencia o añadir alguna idea más, puedes hacerlo en forma de comentario. Estaremos encantados de compartirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *