Camas dormitorio juvenil

En anteriores artículos de este blog hemos hablado de los muebles que se pueden incluir en los dormitorios juveniles para que en la habitación de nuestros hijos no falte de nada y además puedan contar con el espacio suficiente para jugar, estudiar y en definitiva desarrollarse dentro del mejor ambiente posible.

Uno de los muebles que no podía faltar en un dormitorio era, como es obvio, la cama, y por eso hoy nos vamos a detener en ella presentando dos de los principales tipos de cama.

Cama individual

Esta cama se instala en dormitorios en los que está previsto que vaya a dormir solo uno de los hijos.

La medida estándar es de 90 cm de ancho por 190 cm de largo y la estructura básica estaría formada por el somier, las patas y el colchón, pero es un mueble que hecho a medida puede aprovecharse mucho más que para dormir y que, además, al ser el protagonista de la habitación puede presentar diseños mucho más completos y muy atractivos.

En cuanto al aprovechamiento, lo más habitual es añadirle cuatro cajones debajo del somier. Estos cajones son tremendamente capaces, puesto que la profundidad es casi la misma que la del ancho de la cama y la altura puede ser la que hay desde el suelo hasta la base del somier. También puede incorporar un arcón-cabecero, en el que caben multitud de cosas.

Por lo que se refiere al diseño, en nuestra opinión una cama bien terminada es la que cuenta con cabecero, piecero y bañera. También se puede añadir un protector de pared, que sirve de barrera contra el frío en invierno y que evita que la pared se estropee o ensucie. En los dormitorios juveniles a medida, todos estos accesorios se combinan a la perfección con el diseño y colores del conjunto.

Ejemplo camas dormitorio juvenil

Ejemplo de dos camas en un dormitorio juvenil

 

Cama doble extraíble

Esta cama es la que se coloca debajo de la cama principal y que mediante un sencillo mecanismo se extrae a la hora de irse a dormir.

Este sistema es muy recomendable para disponer de sitio en las habitaciones en las que duermen dos hermanos, ya que durante el día está libre el espacio que ocupa la segunda cama. Los mecanismos actuales se despliegan y recogen fácilmente, por lo que resultan sumamente cómodos. También es muy útil cuando el niño o niña duermen solos y quieren invitar a algún amigo o primo a dormir con ellos o cuando se ponen malitos y agradecen nuestra compañía.

En este tipo de cama también se pueden colocar cuatro cajones con solo añadirle un poco de altura al mueble. En estos casos, la cama extraíble podrá ir colocada indistintamente encima o debajo de los cajones.

Estos son dos de los tipos de cama más habituales que se colocan en los dormitorios juveniles. El diseño depende de la creatividad del profesional y del gusto de los usuarios. Si lo deseas, puedes contarnos tus ideas en forma de comentarios.

One thought on “Tipos de cama para dormitorios juveniles (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *